Zona Marina y Costera

La costa del Ecuador continental se encuentra ubicada en el Pacífico Oriental y presenta una extensión aproximada de 4.403 km de norte a sur, considerando islas, islotes y bordes interiores de estuarios. La zona marina y costera del Ecuador continental se caracteriza por una gran variabilidad espacial y temporal de condiciones físico-oceanográficas, pues en ella concluyen dos grandes ecosistemas marinos: el del Pacífico Central y el de la corriente de Humboldt. La parte norte corresponde a una zona tropical, con influencia de aguas cálidas provenientes de Panamá, mientras que la zona centro y sur de la costa del Ecuador continental tiene influencia de aguas cálidas del Norte y frías del Sur, creando un frente continental de aguas de mezcla, con fluctuaciones de temperatura y desplazamientos de las masas de agua dependiendo de la época del año. Adicionalmente, la costa del Ecuador es impactada periódicamente por el Fenómeno de El Niño.

Como resultado de la ubicación geográfica, las condiciones oceanográficas, los aportes continentales y la geomorfología de la costa, la zona marina y costera del Ecuador continental presenta una gran diversidad biológica, a nivel de ecosistemas, comunidades y especies.

CI-Ecuador impulsa la creación y consolidación de áreas protegidas marinas y costeras, y promueve la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, con especial énfasis en el mantenimiento de los servicios ambientales que brindan los manglares y otros ecosistemas marinos y costeros, y en la conservación de especies amenazadas, en particular tiburones, tortugas marinas y corales.

El 58% de la población ecuatoriana vive dentro de 100 km de la costa y depende de los ecosistemas marinos y costeros para su bienestar y desarrollo. Actividades económicas importantes a nivel nacional, como la pesca, la acuicultura y el turismo costero, basan su desarrollo en la salud de los ecosistemas marinos y costeros, los cuales generan múltiples servicios ambientales a toda la sociedad, incluyendo la protección de la franja costera y la prevención de desastres naturales. Así mismo, muchas comunidades locales, ubicadas a lo largo de la costa, dependen del uso de los recursos marinos y costeros para su subsistencia.

CI-Ecuador apoya la definición de políticas ambientales que permitan establecer un entorno favorable, a nivel nacional y regional, para la conservación y el uso sostenible de los ecosistemas marinos y sus recursos. Así mismo, impulsamos acciones para que los procesos de conservación y desarrollo económico sean convergentes y compatibles, particularmente en relación a la pesca, el turismo y la infraestructura costera. Para ello apoyamos actividades de investigación y comunicación ambiental, a fin de generar y difundir información que sustente la toma de decisiones.

También apoyamos la creación y el manejo efectivo de áreas protegidas marinas y costeras, con el fin de asegurar la conservación de la biodiversidad, el mantenimiento de los servicios ambientales y la generación de beneficios y oportunidades económicas para las comunidades que habitan en la zona costera.

Para impulsar estas iniciativas CI-Ecuador colabora con una red de aliados claves, incluyendo instituciones públicas, organizaciones no gubernamentales, universidades, empresas y organizaciones de pescadores.

Planificación de la red (subsistema) de áreas protegidas marinas y costeras
Apoyo a la creación y consolidación de áreas protegidas marinas y costeras
Información para la toma de decisiones: la eliminación de la pesca de arrastre en áreas protegidas